El año sin verano, Almeria: 25-7-18

Desde hace unos meses tengo el honor de colaborar con el periódico local de la Voz de Almeria.
Conocieron de mi trabajo como fotógrafo y cazatormentas. Así publican a veces a lo largo del año, algunas de las fotos y vídeos más espectaculares que consigo lograr vivir y retratar.

Ayer noche surgió algo diferente, la oportunidad de hacer un articulo sobre meteorología pura y dura y es una tarea hermosa el poder plasmar aun con posibles erratas, desde mis conocimientos adquiridos de meteo a lo largo de toda la vida. Y lo que aun inmensa y maravillosamente me queda por aprender.

El articulo saldrá en una horas este jueves, y bien seguro sera modificado y reestructurado para ajustar a tamaño disponible y formato periodístico. Aquí os adjunto el mismo, pudiendo de paso explicar conceptos meteo de forma mas concreta. Y dejar también archivado un Estío en donde el asfixiante calor, nos esta esquivando.

Y escoger una foto del cielo azul raso que sin embargo al atardecer viste de gala al sol con crepusculares, me pareció una buena idea.

20180723_212735
Continue reading

La aventura … es ser feliz!

Casi siempre muestro la meta,
pero no retrato el camino.

Enseño el objetivo alcanzado,
el más o menos premio logrado,
pero no suelo ilustrar esos otros momentos,
que quedan en el archivo emocional.

DSC_8224
Continue reading

¡La memoria del agua!:

Las siguientes fotos fueron tomadas el 23 de junio de este año, en el desierto de Tabernas (provincia de Almería).
En una tarde de plena canícula adelantada este año, en donde el verano llego con fuerza inusitada y no parecía querer marcharse:

– El amor por la fotografía, la pasión por la meteorología y esa necesidad vital de buscar y vivir la siguiente experiencia, hace que se encuentren motivaciones para salir con la cámara un día cualquiera.

– En ocasiones el día no depara nada aparentemente productivo y la precipitación como a todos y en todos los ámbitos de la vida, nos hace salir un día que uno quizás debió reservarse. No obstante, las motivaciones y las necesidades se entrecruzan.

– Cuando alguien esta ya aparejado, hecho o acostumbrado a aventuras en salidas de varios cientos de km, escaparse unas decenas de km a un lugar asombroso, como es el desierto, no debiera de tacharse tan a la ligera como fracaso o tropiezo, aun a pesar de ser uno mismo en ocasiones su mayor verdugo.

Así y todo ese día trajo su pequeña recompensa en varios aspectos:
El primero y mas importante aquel día, salir a “respirar” con el equipo fotográfico.
El segundo este mini reportaje que en su día tuve que dejar aparcado.
desert 3
Continue reading

¡Aprender meteo!:

* El calor de interior & costa: En verano, cuando el tiempo anciclonico se asienta y domina la situación, suele darse una diferencia bastante acusada entre las zonas de interior y costa.
Y lo es por dos motivos principalmente.
– El primero es porque es un tipo de calor distinto. El de interior es un calor seco y abrasador y el de costa un calor pegajoso (lo que se suele llamar bochorno) que aunque no alcance las temperaturas del interior, si somete al cuerpo humano a un estres térmico muy fuerte.
– La segunda diferencia es que las zonas de costa se ven influenciada al caer la noche por el fenómeno de las brisas marinas.

* Las brisas marinas: Este fenómeno es la mayoría de los casos debido al siguiente patrón.
El mar se calienta mas lento que la tierra, y para enfriarse pasa igual.
Así ocurre que después de un día de fuerte calor al caer la noche, en las primeras horas de esta, el interior esta mas caliente que el mar, por lo que por un mecanismo de “equilibrio térmico” entre zonas cercanas, se levanta un suave viento marino que trasporta esa humedad y frescor del mar, hacía el interior.

*Estres Térmico: Son las condiciones forzadas a las normales, a las que se ve sometido el cuerpo humano durante el verano. Esto hace que pueda aparecer un agotamiento y aletargamiento. Es producto del consumo extra que realiza el cuerpo para equilibrarse debido a que pierde mucha agua y sales minerales a través del calor, lo que se llama la deshidratación.
A la par el metabolismo es mayor que en invierno, con lo que el cuerpo consume más energía. Y también se descansa menos y peor (por encima de 24 grados, al cuerpo humano le cuesta dormir y descansar).
Todo esto hace que haya que tener mucho cuidado durante el verano a la hora de realizar actividades físicas o trabajos en plena calle, en las horas de mayor calor.