¡Con un ojo puesto!:

Hablábamos en el articulo anterior de lo extraordinario de la situación en España este año, y que se veía reflejado o/y reforzado por varios factores o escenarios:

– Por ejemplo un mar extraordinariamente caliente.
– Por otro una columna de aire sobre la península tremendamente recalentada hasta los 5 km de altura.

Y decíamos que las consecuencias, estaban por verse y llegar.

Pues bien no cabe duda que todo esto debe estar siendo tenido en cuenta para que los modelos meteorológicos comiencen a sacar «ensembles» o escenarios posibles, con situaciones extraordinarias, y fuera de lo usual y normal.

Durante el día de hoy, sin ir más lejos, el modelo americano de pronósticos matemáticos «GFS» ha sacado ya dos salidas seguidas situándonos en un escenario de una inestabilidad fuera de lo común de cara a las fechas 9-10 de Agosto, en la zona del Mar de Alboran y afectando de lleno o quedando tremendamente cerca de las costas de Almeria y Norte de Argelia-Marruecos.

Una situación que de trasladarse finalmente a un escenario real, no tendría parangón en estas fechas y arrojaría por medio de un episodio fugaz, lluvias Torrenciales de la mano de tormentas especialmente severas.

Ahora mismo solo es una posibilidad, pero se estará atento.
Y se estará atento porque tal y como se plantea, parece que se debería a una llamada «Onda del Este« (que son normalmente los germenes que dan origen a los huracanes una vez consiguen salir a aguas del Atlántico) que se quedaría atrapada por el flujo dominante de vientos en altura, del este y se acabaría moviendo ascendiendo de latitud (bajo la influencia de la «corriente en chorro»), hacia la Península Ibérica y norte de África, atravesando el «Atlas Marroquí».

Es un análisis rápido y a muchísimas horas vistas, para tomar en mucha consideración pero en ocasiones escenarios como este, tienen una base muy solida que depara un movimiento de piezas atmosféricas, que pueden hacer fortalecerse ese escenario de increíble inestabilidad pero trasladado a una realidad final con ciertos matices y variaciones.

El polvo en suspensión y las tormentas:

En el articulo publicado «sobre las lluvias de barro» explicaba conceptos y mecanismos sobre la calima y el polvo en suspensión así como mencionaba que tenía una gran influencia en la formación de tormentas y huracanes.

* El polvo en suspensión tiene un doble efecto e influencia en la formación de tormentas:

– A) Las puede inhibir, debido a que crea una capa seca en altura que corta la humedad e impide el desarrollo de los focos tormentosos.

– B) Si la energía e inestabilidad disponible en la atmósfera es suficiente, en ocasiones da origen a tormentas severas aisladas y muy violentas. Se denomina efecto olla a presión.
Todos esa inestabilidad disponible consigue romper ese tapón de la capa seca en un punto, la atraviesa y consigue alcanzar capas superiores continuando su desarrollo.

* El S.A.L. y los huracanes: Con ese acronimo, se hace referencia desde el Centro Nacional de Huracanes Norteamericano, a las áreas de alta concentración de polvo en suspensión. Interacciona con el trayecto de los huracanes, introduciéndose en su seno, cortando el aporte de humedad y debilitandolos.

El fenómeno de las lluvias de barro:

En ocasiones después de llover, descubrimos como lejos de haber limpiado enseres y coches, estos se encuentran cubiertos de una capa de barro y tierra.
Este fenómeno se da en diversos rincones del mundo pero yo voy a centrarme en el sur y levante de España, de forma especial.
Uno de los desiertos más importantes del mundo, «el Sahara», se encuentra al cruzar el Mar Mediterráneo en el continente africano.
Una vez en países como Marruecos, Argelia o Túnez, no hay que bajar excesivos kms para empezar a encontrarnos con los lindes de este enorme desierto que se extiende miles de Kms, por una gran porción del norte de Africa y desde el mediterraneo occidental hasta su parte más oriental.
Cuando este polvo es levantado por los vientos, pasa a la atmósfera y quedan en suspensión sus partículas más finas, durante un tiempo.
Entonces pueden suceder varias cosas: Que se formen nubes de desarrollo vertical y den como resultado tormentas en estas zonas, que recorran muchos cientos de km, y tras entrar en el mar de Alboran (zona sur de España) o Mediterráneo, logren atravesarlo y terminen llegando y descargando su carga de agua y con ella el polvo en suspensión, provocando las famosas «lluvias de barro».
O bien que halla una corriente de viento en altura que atrapen en su circulación este aire con polvo, y lo transporten cientos de km, descargando ese barro en zonas donde la inestabilidad de origen a dichas lluvias.

En ocasiones con un cielo que debería ser despejado y anticiclónico, nos encontramos con un aire sucio y cargado acompañado de fuerte viento. Este fenómeno a grandes rasgos es la «Calima», que bien se conoce en zonas del sur español y Canarias especialmente.
Ocurre que la atmósfera esta saturada de partículas de polvo en suspensión muy finas.
Esto trae consigo problemas respiratorios y afecciones, especialmente graves o a tener en cuenta en personas que sufran de Asma.

Como dos curiosidades o apuntes mas, decir que ese polvo en suspensión puede llegar a recorrer miles de kms en ocasiones y atravesar el Océano Atlántico cuando los vientos alisios del este, soplan con fuerza y lo arrastran.
Ese polvo puede ser luego un factor determinante en la formación de huracanes y su intensidad, y se tienen muy en cuenta en los pronósticos del centro Nacional de Huracanes, con el acronimo de «Sal».
A la par ese mismo polvo a veces influye y mucho en la gestación de lluvias torrenciales en el mediterraneo.
Pero todo esto, forma parte de otras historias, que ya se contaran en otros artículos.