¡Rayos Anvil Crawlers!:

En mi última aventura y «cacería», hasta ahora, pude disfrutar del fabuloso espectáculo que representa poder contemplar este tipo de rayo tan esquivo y difícil de poder ver.

Pero no solo eso, sino que como se puede contemplar también pude conseguir capturarlo y fotografiarlo.

Antes tuve que estar luchando contra lo esquivo de la captura y contra los elementos (llovía persistentemente y hacía algo de viento).
Anvil Crawlers

La rareza de este tipo de rayo y a la par su belleza, radica en que es un tipo de rayo asociado normalmente a tormentas con mucha actividad eléctrica (suele ir asociado a fuertes tormentas, y es bastante típico en las tormentas severas americanas).

Su movimiento es horizontal a lo largo de las nubes, y ramificándose abarcando grandes extensiones del cielo. Pero su toque particular de mágica belleza, esta en que su desplazamiento a simple vista es sensiblemente más lento a un relámpago normal, dando realmente la impresión de que se quedan congelados en el tiempo y permiten su observación un tiempo sensiblemente mayor que en un relámpago normal.

Este rayo se corresponde a la tormenta que pude disfrutar y «cazar» la madrugada del día 30 de Septiembre, desde la localidad de la costa tropical granadina de Salobreña, mirando hacía Almuñecar.