¡Prenderse, primera parte!

– ¡Me cito de madrugada!
cuando la noche aun campaba a sus anchas por el mundo.

¡Me insinuó que era importante!
algo no aplazable más el vernos.

¡Y cuando me tenia delante,
pero yo aun no podía verla!
me dijo que añoraba terriblemente,
que volviera mi mirada.

dsc_2573

Continue reading