Sensaciones de frío extremo: 6 de Abril de 2019, fuerte ventisca en Calar Alto con S.Termica de menos de -14ª

Guardaba bajo llave la aventura de aquella tarde.

Un regreso al significado del invierno y la montaña. Desde la sierra de los Filabres y su cima Calar Alto situada en Almería, entre los términos municipales de Gérgal y un cachito de Bacares.

Uno de los vídeos más bonitos que he realizado en lo que va de año sin duda. Donde uno parece por momentos esta allí y puede casi acariciar la nieve mientras a través de la pantalla parece que penetra el frío.

Si entre el blanco de ventisca hubieran surgido Yetis o caminantes blancos, a nadie le habría sorprendido.

22 de Abril de 2019: Salvaje y extraordinaria Cencellada en Calar Alto

Sirva este vídeo para mostrar que pese a ser ya bien entrada primavera y sin llegar a ser algo sumamente excepcional, las nevadas que se están sucediendo en este mes así como el frío tampoco son algo que se pueda decirse es recurrente y menos viniendo del invierno más seco y cálido en casi 50 años de historia meteo en Almería.

Y si, es Almería no es el polo norte, ni cimas de Pirineos o cornisa Cantabrica!

Y si, es esa joya de la corona llamada Sierra de los Filabres y Calar Alto, entre los términos municipales de Gérgal y en menor medida pero también Bacares.

Cencellada excepcional de más de 5 cm, producida por más de 40 horas de niebla engelenate.

El más crudo invierno en Abril: Frios Extremos 1ª pARTE.

A 10 de Abril, la meteo caprichosa, quiso traer una bocanada del mas bruto invierno, con esta tormenta que se gesto en la falda occidental de Sierra de Cazorla y que sorprendentemente consiguió no solo llegar al llano (en Baza granizo 1-2 cm) sino llegar a las falda norte de la sierra de los Filabres activa, dejando esta espectacular ventisca con sensaciones de frió de en torno a los -8º/-12º (temp real de entre 0º-2º)

Sin más aquí tenéis las imágenes.
Con un Spectro de Broken «doble» espectacular.

A la mañana siguiente ascendí de nuevo, en cuanto la temperatura y el sol, calmaron las placas de hielo de la carretera y me encontré con estas huella y testigos del frío realmente extremo.

Una cencellada de las que uno no imaginaria ver en Almería y en Abril.