28 de Junio de 2018:

Comenzaba el Verano, un periodo que suele ser de ausencia de grandes momentos para mirar el cielo, aquí en Almería costa.
Un periodo de vacaciones hasta para las mismas tormentas, que esperan su turno llegado septiembre y sobre todo Octubre, para aparecer desde el mar haciendo rugir la noche y encenderse el mismo día.

Un periodo estival de ausencia de grandes entretenimientos meteo, de una cansina monotonía de cielos azules rasos.
Sin lluvias la sequía se hace dueña por semanas, aquí incluso durante meses se prolonga el creciente deseo de volver a ver la lluvia caer. De oler esas primeras gotas que cuando caen sobre la tierra achicharrada y seca, levantan ese inconfundible olor a tierra mojada que embriaga. Cuando lleva tanto sin llover, ademas suele ser en gotas enormes, convectivas, repletas de tierra del Sahara; que suman si cabe más a esos olores que se quedan flotando en el aire.

Y este año antes de entrar en ese tedioso periodo, pero tambien necesario para cargar pilas y ganas; la meteorología hizo su magia y genero una autentica sorpresa mayúscula!



Y es que había alguna ligeras posibilidades de leve actividad eléctrica rozando la costa o en mitad del mar.
Ningún modelo apostaba por la tremenda tormenta eléctrica que se acabo gestando en el poniente de Almeria, y que desde allí barrio toda la costa hasta salir por la Capital, rumbo al desierto.
Ademas del indescriptible aparato eléctrico, trajo algo nada frecuente de contemplar y vivir, un incesante ruido de trueno continuo. Era como si de mil batallas al unisono se estuvieran dando en algún lugar inaccesible al hombre, pero que sin embargo se deja en la lejanía observar y hasta sentir, para fascinar a los que desafían las madrugadas para perseguir los sueños que quieren vivir con los ojos bien abiertos y todos los sentidos puestos.


————————————————————–
Desde el poniente hasta los limites del mismo desierto,
provincia de Almeria. (28 de Junio de 2018)

José Miguel García García
@Todo lo imposible
La parada del Stormchaser

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *