Cuadernos de un Cazatormentas: Caza Épica de rayos, 15 de Junio de 2017 (1º Parte)

Con los vellos de punta de los brazos.

Con la emoción erizandome la espalda y la nuca.

Con una mueca de sonrisa por pura felicidad, avanzando y abriéndose camino hacia mi boca.

Así afronto el dar vida a estas fotografías conseguidas esa noche.

DSC_7176

Así recuerdo la aventura que fue el día, el enorme esfuerzo y la frustración previa, ahora ya casi olvidada; mirando a través de esa ventana de tiempo en que se han convertido las fotos.

Así me dejo abrazar por las imágenes y la emoción que dejo viviendo en ellas, una vez logrado el dejarlas acabadas.

Y mientras tanto, mientras las recorro fragmento a recuerdo de intensidad, mientras las descubro; las escucho, para intentar escribir este relato, que las acompañe en su largo viaje, sin miedo a que no logren estar a la altura de la épica del instante.

Fue una noche de esas en que todo procede del momento en que cruzas una invisible puerta sin darte cuenta y accedes a otra dimensión.
Puede que físicamente no sepas bien donde estas, pero tu espíritu si que lo sabe.
y lo recuerda, y o grava a fuego.
Porque has accedido a la felicidad y su secreto durante unas horas, es tuyo también.

DSC_7180

– Estas en un reino al que algunos intentan acceder y tú durante todo el día intentaste lograr encontrar.

Usando como llave la voluntad, la ilusión y el seguir y aguantar pese a las muchas contras de la jornada, tubo por premio una caza de esas que es imposible recordar sin que tu mente deambule de sonrisa en adrenalina, de recuerdo pasado en presente agradecimiento y satisfacción, por lograr otra vez, hacer valer que lo imposible pesa mas por miedo y es mas liviano si amas lo que haces hasta la ultima molécula que forma tu ser.

Y no use una madriguera de conejo más bien ataje por una especie de agujero de gusano oportunamente colocado, al limite de la rendición, pero aun en el territorio de la fe, en que salga bien, mejor o peor, te sientes simplemente feliz, porque decidiste ser fiel a ti mismo, y vivir una nueva aventura, que te transporto finalmente a donde nace la magia.

– El reto de dotar de letras unas fotos sin parangón, es un reto feliz que afronto con la ilsuión de quien tiene algo hermoso que presentar y a la vez preservar.
Con la meta de dotar de alma propia, algo que tan solo con verse no hace falta decir que ha nacido por y para emocionar.

Pero como diario personal de viaje y aventura, si quiero que el tiempo cuando mire hacía atrás, pueda sonreír al ver lo que le escondido para convertir en intemporal.

DSC_7182

Cada foto es una obra exclusiva.

Cada instante un pedazo arrebatado a la noche y al tiempo.

Cada parada, un homenaje al salir en busca de tus sueños.

Porque cada descarga de adrenalina al tomarlas, merece su particular y exclusivo homenaje.

Porque cada escalofrió sentido al editarlas y darles vida, mientras descubría que le habia robado a la oscuridad,
merece su trocito de gloria.

DSC_7185

– Y es que hasta para eso mismo, la noche tiro de épica y contribuyo, pues están representados toda una familia diferente de tipos de rayos.

En un desfile celestial, los ejércitos del cielo sacaron a pasear toda su artillería.

En ese privilegio que resulta de ser un corresponsal de lo que nadie ve,
bailando con lo que mi espíritu busca y encuentra,
antes de que el mundo real lo reciba con los ojos de par en par.

Aquí es donde comenzamos a contar la historia, de una noche que era bella, aun sin que hubiera estrellas.

—– Continuara —-
La Parada del Stormchaser
15 de Junio
Al sureste de la provincia de Ciudad Real
(España)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>