¡La voz quebrada!

¡Escribir, contar y dejar en libertad,
las voces de mis sueños y demonios!

Para que su grito se los lleve la pluma.

dsc_8864

¡Para que su lagrima no fluya
y se seque antes de salir!

¡Para que alcen su voz allá,
a donde mi piel ya no alcanzara!

¡Allá donde no las cadenas para el alma,
se construyen a base de silencios!

¡Allá en la distancia precisa,
que colinda con los olvidos!

Donde y cuando como fugitivas,crucen el limite.

Así, mientras unos me regalen sonrisas
y otros no me estrujen el corazón.

¡Allá donde se perdieron las migas de pan!
que puedan usarse para encontrar el camino de vuelta

dsc_8869

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *