¡La intensidad de un escalofrio!

¡Ahí algunos lugares de los que no recuerdo bien como llegar,
pero de los que normalmente jamás quiero irme!

dsc_8800

¡Tenemos el don de la libertad!
que nos concede alas para creer,
para crear.

Para perseguir nuestros más hermosos sueños,
y en ocasiones si persistimos y amamos lo suficiente,
lograr derrotar las adversidades,
que puestas a nuestro alrededor,
deciden plantarse delante como obstáculos en el camino.

¡Tenemos el don de poder dotar a los sueños de vida!
y traerlos como criaturas de ojos entornados al mundo mortal.

¡Pero esa misma libertad no conoce,
ni discrimina caminos, ni alientos!
ni siempre es contenida en las heridas;
y también nos otorga todo el poder,
para crear y dar vida a nuestras propias pesadillas.

Ambas son la cara y su adverso.

¡Son los deseos que se caen y
se terminan convirtiendo en nuestros demonios!

Son los caminos empezados pero no concluidos.

Son un conjunto de individuales que se marcaron a fuego,
en la bitácora que escondemos debajo de la piel.

Los senderos ocultos que no supimos encontrar.

Aquellos pude haber logrado,
pero en el trayecto desistí de hacerlo.

Las esperas que no quise tener,
y las prisas mal consejeras que me incitaron,
a que cambiara mi rumbo.

¡Todos los me rindo y me detengo!

¡Todos los rostros desconocidos,
de esas sonrisas y lágrimas, a las que decidí privar de existir.

¡Todos los pecados que no cometí!
a cambio de pecar pensando que no debía de hacerlo.

Hay lugares a donde cuando descubres que llegas,
te da igual como lo hiciste,
porque lo importante es que te quieres quedar.

¡Lugares en donde no podrás quedarte,
pero siempre te llevas algo de ellos!

Algo que alimente tus sueños,
para luchas con las pesadillas.

———————————————–
11 de Enero, 2016
Almeria, Spain

Hoy 11 de Octubre,
justo 9 meses después,
como si de una criatura naciendo se tratara,
abre los ojos y ve la luz,
ese momento guardado.

Y encuentra el camino para volver a cobrar vida,
aquel maravilloso amanecer,
emitiendo la luz precisa,
para apartar cualquier pesadilla

La parada del Stormchaser

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>