¡Tras la Tempestad!:

Días atrás hablábamos de los momentos previos a la tempestad.
De ese conjunto de sensaciones, miedos, incertidumbres y carga de exigencia en las que nos movíamos.

Ahora toca centrarnos en esa otra fase y momento de la aventura, que viene justo despues.
4 relajacion, cumpliendo un sueño
En esa calma que llega una vez ha pasado la tormenta.
En ese momento de tranquilidad y satisfacción después de hacer un buen trabajo, y conseguido lograr tus objetivos y propósitos.
Cuando has tenido éxito y esa meta que te habías encomendado la has sabido llevar a cabo.

O en el peor de los casos no ha salido todo como te hubiera gustado por ser un mal día o ir demasiado condicionado por autoexigencia y propósito; pero sabes que ya todo paso, que ya va llegando a su fin la aventura de ese día.
3 relajacion, cumpliendo un sueño
Toca el turno de disfrutar de un momento fantástico de paz y serenidad, cuya intensidad suele ir en proporción a las vivencias, aventuras y adrenalina descargada ese día.

Y a veces ocurre que justo en ese momento cuando tu tensión se reduce, cuando ya no esperas nada más y prestas mas atención a los detalles más insignificantes; que de repente algo te sorprende gratamente, llama tu atención y hace que vuelvas a coger y enfocar tu cámara, en ese encuadre perfecto que de repente aparece ante ti, para regalarte con el último suspiro del día, su último regalo.
pano relajacion, cumpliendo un sueño

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario