!El sol y la Calima!:

Días atrás hablábamos de la calima, el polvo en suspensión y su participación en fenómenos tormentosos, a través de sendos artículos.
Y en cuanto se ha presentado la ocasión he preparado este reportaje fotográfico para ilustrarlo en imágenes.

Cuando se unen la calima, el fuerte viento y el atardecer, hacen que se originen imágenes mágicas.

En esta primera fotografía  podemos ademas ver un efecto precioso en la calima, la “sombra de rayos de luz”.
4
El viento que por momentos tenia rachas muy fuertes, levantaba porciones de mar, creando pequeños torbellinos que se alejaban de la costa mar adentro, puesto que el viento era “terral”.
3

 Ese mismo viento, que hacía muy difícil mantenerse en pie, se pueden apreciar sobre la mar en donde queda plasmada la fuerza de esas rachas, confrontándose a la inercia de las olas.
5
El color naranja tan característico de la Calima, producido por el polvo naranja “Sahariano”, proporciona un velo sobre el sol, permitiendo poder mirarlo.
6
Un sol que por momentos pasa a ser algo terrenal, al permitir mirarlo de frente con los ojos, sin dañarnos con su fuerza y luz.
Pero sin dejar de recordarnos que es creador de fantásticas historias, de imágenes de difícilmente igualable belleza natural, que sigue siendo algo todopoderoso que esta por encima de nosotros observándonos y alumbrándonos.
7
Y mientras el viento se quedaba danzando con los últimos momentos de luz del día, al amparo de los colores suavizados del naranja de la calima…
8
…la poesía se mantiene acurrucada a la espera de otro día poder ser continuada, en otro lienzo, en otra pagina de un grandioso libro de imagenes, aun por desvelar

3 Responses to !El sol y la Calima!:

  1. La Lupa dice:

    Bellas fotografías. Bello trabajo. Poesía en la naturaleza. ¡Felicidades, Stormchaser!

  2. inma dice:

    Muy bien reflejada tu explicación sobre la calima con estas fotos , se ve perfectamente sin perder la belleza con que sueles mirar el paisaje y representarlo.Un beso Jose , Enhorabuena por tantas cosas….

Deja un comentario