¡¡Cuando llega la tormenta!!:

arcus severo 1-6-14
Como si de una analogía de la propia vida se tratase, a veces sales en busca de las tormentas y a veces ellas vienen a donde tu estas.

Se presentan ante ti, y solo te queda disfrutarlas o sortearlas hasta que pasen.

Es curioso como un elemento que a la común generalidad de las personas, causa temor y las evitan; para los Stormchaser y fotógrafos de tormentas sea algo que ansiamos, perseguimos y buscamos.

Algo que lejos de traernos inquietud o desasosiego, nos aporta serenidad, tranquilidad, felicidad y aporta energías renovadas y vitalidad.

Lejos de buscar volverme o tener la soberbia intención, de ser un baluarte o estandarte que intenta transmitir un sentimiento que pueda ser común a todos aquellos que disfrutamos con esta pasión, me dado cuenta de que creo que es mas honesto que si desnudo parte de mi alma, con estas letras, asuma la responsabilidad de ellas y por tanto de su posible error, o acierto en su defecto, al intentar transmitirlas.

Y es así. Ese plural es una incógnita innecesaria, enfrentada a una realidad solida u autentica. Hablo de lo que se, siento, experimento y vivo yo. Y en un intento de explicarlo todo lo mejor que soy capaz, meto los pies en el terreno pantanoso de intentar discernir lo indiscernible, lo que nace, vive y muere solo dentro de cada uno. Una verdad de las que cada uno es el maestro portador de las respuestas y preguntas.

Así que espero me permitan el singular a partir de ahora para acercarme más fielmente a una verdad, lo que yo conozco y puedo trasmitir..

Para mí, salir a hacer fotografía, cazando escenarios, paisajes, cielos asombrosos o tormentas de espectacular belleza violenta, es algo vital. Que forma parte de mi.
Me hace vivir aventuras y cada una distinta de la anterior.
Es un camino de descubrimiento, conocimiento, sorpresa y auto conocimiento personal.

En ocasiones una misma forma de aprender la vida, a interpretarla y vivirla.

Y he aquí el simbolismo del pensamiento, del articulo y del titulo, trasladado a la vida, y que es una lección que se aprende dedicandote a esto, durante años, aunque a veces se nos olvida:

«En ocasiones en la vida se presentan tormentas, que no esperas, que no deseas, para las que no estas preparado, y solo te queda esperar a que pasen de la mejor manera posible».

Otra opción es en vez de transformarte en un muro, o dique que se enfrenta o intenta contener un algo o fuerza que esta por encima de nosotros mismos,  fluir con ello.

No se trata de una rendición, no se trate de que te guste, ni siquiera de que estés conforme o te parezca justo. Sino de lo que es,  de aceptar cosas, de lo que toca y de lo que puedes hacer.

Intentando no perder la perspectiva, de que puede que esa tormenta esconda un esecenario sin igual, un arcoiris al pasar, un cielo sorprenderte que no te dejaba intuir o anticipar.

No se trata de un mensaje conformista, pesimista o tragico, sino todo lo contrario, de esperanza, fortaleza, fuerza y creencia, de que detrás, escondido en el incierto futuro, se hallen esperando momentos, experiencias y vivencias, que valen la pena esperar a que pase la tormenta.

Marcar como favorito enlace permanente.

Un comentario

  1. Wonderful. You are doing work that all of us can feel. Thank you so much!
    cocktail dresses macys http://www.macdressys.com/cocktail-dresses_c88.html

Deja un comentario