Fotografiar rayos:

Con este articulo «Thor«, volví a otorgarle protagonismo al alma y corazón  fotográfico de la web.
A la par, anticipaba una serie de reportajes o artículos que vendrían relacionados, como es el presente.
centellas
Fotografiar rayos no es fácil.
Requiere de técnica, de equipo, de paciencia, oportunidad y combinar a tu pasión por la fotografía, un al menos conocimiento de meteorología medio.

Usualmente los que nos dedicamos a fotografiar rayos, tormentas y fenómenos meteorológicos severos; somos unos apasionados de ambos campos.

A través de lograr fusionar ambos conocimientos, es como podemos conseguir esas fotografías y reportajes.
Y lo maravilloso es que son dos artes en las que nunca dejas de aprender.
Pasado un tiempo se te olvida lo tremendamente difícil que era cuando empezaste y es bueno recordarselo uno a si mismo con mayor frecuencia.

Ademas difiere muchísimo la técnica y dificultad, aun si cabe mayor, entre rayos de día y de noche.
Dos procedimientos totalmente distintos.

La fotografía que va unida a este articulo muestra descargas eléctricas «intra-nube». Lo que popularmente llamamos «relámpagos».

Los «rayos», son aquellas descargas que conectan la atmósfera con el suelo. Y dentro de los rayos existen distintos tipos según si intensidad y lugar donde nacen.

Así, tenemos los rayos negativos y los positivos. Los negativos, son los mas usuales que se ven. Los positivos son descargas mucho mas potentes, intensos y peligrosos.Estos últimos nacen de las regiones más altas de la tormenta, de la zona del yunque, y pueden extenderse a km de distancia del núcleo principal de la misma.

(To be Continued)
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario